Nació en Siwa, creció en Samarcanda

La elección del Camino no es una elección, sino un momento erradicado en el corazón. La mente deja de ser decisiva. Miles de pensamientos se agolpan, se suman, se compilan, pero en ese instante que se llega a la bifurcación del camino, es tu interior el que decide. Un camino hacia no sé sabe muy bien dónde. Un viaje que se inicia en el oráculo de Siwa, cerca del mar de arena. Un lugar al que no se llega, sino que te guian dos aves. Un camino que tiene su final en Samarcanda . Un viaje desde el deseo de saber, hasta la llegada al Saber.

Todo esto me pasa por la cabeza después de una tarde con una de las personas que más admiro y que más respeto en sus palabras tengo. Ella nació en Siwa, y creció en Samarcanda. Una tarde de viento huracanado, de vallas publicitarias caidas y palmeras por los suelos.

El destino, que reside en el corazón, y solamente se guia por él, y no por la cabeza…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s