La sensualidad de la gastronomía

desert

Porque los sueños, sueños son. Como si de una película de nuestro director más valenciano se tratara, la seducción, el descaro, la picardia, el sol, la comida y el mediterráneo se fusionan reivindicando la belleza de ojos castaños y profundos, de suaves y delgados labios, de suaves siluetas doradas por el sol, de la sensualidad de la gastronomía de colores vivos y olores profundos. Es el sueño de una noche de verano.

Hemos convertido en un arte algo tan primitivo como comer. Cada dia, nos deleitamos con los más sencillos y los más complejos platos de comida. Nos gusta compartir ese momento. Pocas cosas dan más sensación de soledad que comer sin compañia. Todos los sentidos se agudizan al máximo. Nuestro ser más primitivo reluce por encima del homo sapiens, y asi aparece el deseo. Y donde hay deseo hay pasión, y donde hay pasión aparece la sensualidad y la sexualidad. El instinto de la supervivencia

Anuncios

4 comentarios en “La sensualidad de la gastronomía

  1. “Pocas cosas dan más sensación de soledad que comer sin compañia.”

    Cuanta verdad en tan pocas palabras…

    Por cierto, la foto no es tuya, ¿no? 😉

  2. Es cierto que ya hace tiempo que has colocado este mensaje. Pero por lo bonita que está la foto y por lo interesante que está tu texto he querido saludarte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s