Dos horas después

Dos horas depués de haberte operado, ya intentabas moverte por la casa con los ojos vidriosos y las pupilas dilatadas al máximo de sus posibilidades. A las cuatro horas, ya querias subir a la cama para dormir como siempre con nosotros. Y lo conseguistes, sin que te ayudáramos, solamente con tu fuerza de voluntad. Aún…

En el piso de empresa

Esta semana me han dejado el piso que tiene Ku para mi solito. Como está justo encima del local, me tienen controlado y evitan mis escusas por llegar tarde. Lo mejor de todo, que está enfrente del mar (ya pondré fotos), lo peor, ummm, creo que no hay nada. Asi que, voy a coger a…